Azkue Fundazioa
Inicio  •  Azkue Fundazioa  •  Gure Proiektuak  •  Ekitaldiak • ZINEBI

Nuestros proyectos

Patrocinando la producción de cine en euskera

ZINEBI, el Festival Internacional de Cine documental y cortometrajes de Bilbao, ha celebrado su 56ª edición en el año 2014.

En este festival de cine, hemos querido proteger e impulsar el cine en euskera y, por ello, en el año 2013 creamos el premio al mejor film en euskera. Esto así, hemos elegido una película de entre los films en euskera que han participado en este festival en las últimas dos ediciones.

ArconadaZinebi55-euskarazkoIrabazle

En la 55ª edición de ZINEBI el año 2013, se presentaron 67 films, 7 de ellos en euskera. El premio lo obtuvo el cortometraje Arconada, trabajo de Asier Urbieta.

En 2014, en la 56ª edición, se presentaron en total 65 films en la sección oficial y 3 de ellos, junto con otros cuatro, fueron nominados para obtener el premio al mejor film en euskera.

El film Zarautzen erosi nuen, cuyo director es Aitor Arregi, fue el mejor trabajo de esta edición producido en euskera. Este trabajo está incluido en el catálogo del 2014 de Kimuak, una colección de los mejores cortometrajes en euskera que cada año publica el Gobierno Vasco.

ZarautzenErosiNuen

Zarautzen erosi zuen [Trailer] from Kimuak on Vimeo.

El premio y el trofeo

Zinebi garaikurra

Los ganadores reciben un premio de 1.200€, un empujón para seguir trabajando. Y también, una especial obra de arte creada particularmente para la Fundación Azkue.

Bernat Vidal es el artista que ha creado el trofeo del premio de la Fundación Azkue. Esta obra está basada en otra que hizo Bernat en el año 1994 a petición del Ayuntamiento de Bilbao, para regalársela a la familia del poeta Gabriel Aresti. En aquella época, la base de su obra era la piedra y creó una pieza de gran fuerza llamada Gabrielentzako estela.

Hoy, casi veinte años después, al artista le han parecido significativos e inspiradores, la responsabilidad de Gabriel Aresti para con la sociedad y su unión con el euskera, representados en el libro Harri eta Herri y en su trabajo poético. Bernat admite, por lo tanto, que, a la hora de crear su obra, se ha basado en las palabras del escritor.

Hoy, casi veinte años después, la piedra sigue siendo su herramienta de trabajo, pero de otra forma.  Después de varios años de experimentos, su obra se ha completado y se ve unida al acero, tal y como lo representa Gabriel Aresti en su trabajo Harri eta Herri. El sentido de su trabajo se ha esquematizado, no es tan pesado; sin embargo, no ha dejado de lado las raíces de su origen. Por ello, hoy, la estética de la obra y la comunicación son diferentes, el resultado de una evolución… pero la poesía y el sentimiento más profundo siguen siendo los mismos.