Azkue Fundazioa
Inicio  •  Casa Del Euskera  •  Lenguas Minorizadas  •  Berriak • La lengua bolze de Suiza
La lengua bolze de Suiza - Image

La diversidad lingüística que hay en Suiza es increíble teniendo en cuenta su tamaño. En este país, se utilizan 3 lenguas mayoritarias: italiano (en el sur), francés (al oeste) y alemán (en el centro y este), y al sureste de Grisones, hay hablantes de romanche. También tienen dialectos, como el franco-comtés o frainc-comtou, y diferentes tipos de alemán suizo.

En Friburgo, Suiza, viven alrededor de 40 mil personas en dualidad suiza alemana y francesa. Se puede elegir estudiar en francés o en alemán suizo en la educación primaria, y existe la opción de un curriculum bilingüe en la universidad.

Sin embargo, en el  Basse-Ville de la ciudad, hubo una hibridación entre estas dos lenguas: la lengua bolze. La lengua bolze se ha transmitido oralmente de generación en generación. Solo se encuentra en el Basse-Ville de Friburgo y en la actualidad, solo los pocos hablantes que hay la usan de forma oral para dar continuidad su cultura.

Uno de los datos más interesantes de esta lengua es que es necesario tener un alto nivel de competencia tanto en alemán suizo como en francés para hablar en bolze. De hecho, aquellos que son completamente competentes en estas dos lenguas mayoritarias, pueden no ser capaces de entender todas las conversaciones en bolze si no lo han aprendido puesto que tiene su propio ritmo. Los hablantes de bolze son personas muy especiales. De hecho, muchas personas saben alemán suizo o francés,  pero estos hablantes pueden usar ambos además del bolze.

Hoy en día, como resultado de la migración, hay alrededor de 160 nacionalidades en el Cantón Friburgo, y en la Suiza serbocroata, las lenguas albanesa y portuguesa tienen más hablantes que el bolze. Solo unos pocos hablan en la lengua bolze, las generaciones mayores lo usan en su hogar o en la calle para hablar entre ellos, pero las generaciones más jóvenes solo pueden aprenderlo si la familia decide transmitir esta lengua. Sin embargo, sigue siendo muy importante para los habitantes de Basse-Ville; para ellos, es una fusión de dos culturas, tanto lingüística como política y culturalmente. La cultura bolze tiene su lugar y es un buen ejemplo de eventos organizados y trabajo en equipo ya que fue el resultado de la colaboración entre dos culturas diferentes.

 

Una noticia sobre el romanche de Suiza aquí.

Información original aquí.

Tags: alemanabolzefrantsesaSuitzaSuiza